jueves, 16 de julio de 2015

El vino Syrah

El vino de uva Syrah, se encuentra en el tercer lugar de fama mundial y comparte honores con los vinos de uvas Cabernet Sauvignon y Pinot Noir. La uva Syrah (Ver artículo) es otra variedad clásica francesa trasplantada a diversos lugares del mundo. Los vinos son de una acidez alta, vigorosos, con cuerpo, contienen gran cantidad de taninos y materias colorantes.


El origen del Syrah es bastante discutido y no está definido aún. La versión más difundida sostiene que es originaria de Shiraz, Persia y que tiene una antigüedad de 3.000 años. Se dice que fue introducida en Europa a través del puerto Siciliano de Siracusa. Otra versión sobre su origen sostiene que proviene del sur de Francia.

En general, los aromas se encuentran entre florales y afrutados con ligeros toques ahumados. Con la uva Syrah también se elaboran vinos rosados muy afrutados e interesantes. Se mezcla con Cabernet Sauvignon, combinando la opulencia especiada de la primera con la austeridad herbácea de la uva Syrah.

Sus características están ligadas a nuestros sentidos:

A la Vista, el vino Syrah es joven, presenta colores muy oscuros e intensos del estilo rojo grosella o frambuesa o violeta intenso.

Al Olfato: Los aromas primarios del Syrah son el cuero, la trufa, violeta entre los mas destacados. Los Syrah jóvenes tienen aromas muy agradables a violeta, cassis, coco, higos, frutos secos, grafito, vainilla, violeta, mermelada de ciruelas, grosella negra y zarzamora. Los Syrah con crianza en roble desarrollan otros aromas, ligeros toques ahumados, coco, higos secos, aceituna negra, trufa, clavo de olor, especias.

Al Gusto: El Syrah en boca se muestra untuoso, vigoroso con buen grado alcohólico pero suave; con gran cantidad de taninos que se redondean y reducen su astringencia esto debido a la crianza en barricas, mejorando las propiedades naturales del cepaje. Lo que lo habilitan para largas estibas en botella. Predominan los sabores a grosella negra, cassis, y mermelada de ciruelas, zarzamoras y sabores especiados dejando un prolongado recuerdo en la boca.

En cuanto a su maduración, tiene como particularidad de que se puede beber joven; la uva Syrah da vinos muy vigorosos, sólidos, ricos en taninos y de larga conservación por lo que le sienta muy bien la crianza en madera y añejamiento en botella. Su proceso de envejecimiento es muy rápido pero con gran calidad y resistiendo la oxidación, esto permite que sean bebidos bastante pronto o bien con un tiempo de crianza prolongado ya que evoluciona favorablemente con el tiempo y se convierte en un exponente de gran cuerpo.

Maridajes:
El Syrah es ideal para acompañar:
Carnes de caza (ciervo, jabalí, conejo)
Carne de pavo
Cerdos
Comidas especiadas (picantes)
Chivitos
Fiambres
Quesos de cabra

El vino puede exponerse delante de nosotros destacando sus aromas y sabores, la temperatura ideal para servirlo es entre los 16º y 19º centígrados, para un vino joven entre los 18º y 20º, para un vino añejado para el cual sería muy interesante usar decantador, por lo menos una hora antes de tomarlo.

Referencias
http://www.deliciasdebaco.com/vinos/syrah.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Syrah_(uva)
http://www.welcomeargentina.com/vino/syrah.html